PAPA FRANCISCO CELEBRA CON ESCASOS FIELES

Con escasa presencia de fieles, el papa Francisco ofició la misa del gallo y adelantada para respetar el toque debido a la pandemia del Covid 19.

«Tú que me salvas, enséñame a servir. Tú que no me dejas solo, ayúdame a consolar a tus hermanos, porque desde esta noche todos son mis hermanos» fueron las palabras con las que el pontífice concluyó su homilía de Nochebuena, en la basílica de San Pedro.

En esta ocasión el papa estuvo acompañado por sus concelebrantes y por unos ciento cincuenta fieles, religiosos, religiosas y residentes del Estado pontificio, todos separados y con mascarillas. (Andina).