CONOZCA LA HISTORIA MISTERIOSA DE LA PIEDRA DE SAYWITE.

La piedra de Saywite es un gran bloque de granito de más o menos 11 metros de circunferencia y 2.3mts de altura, que ofrece alrededor 200 figuras geométricas y zoomórficas talladas en su superficie. Su propósito exacto sigue siendo un gran misterio y los expertos proponen diferentes teorías.

El complejo arqueológico del mismo nombre, se encuentra ubicado en el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay, Región Apurímac, a la altura del kilómetro 45 que conecta a 3 horas con la ciudad de Cusco, la antigua capital del Tahuantinsuyo.

Este monolito tiene más de 200 figuras fitomorfas y zoomorfas, así como concepciones religiosas sobre el agua y la fertilización de la tierra.

Si bien no se sabe a ciencia cierta qué uso se le daba, el hecho de estar en un centro ceremonial indica que habría tenido una significación religiosa, quizá una representación simbólica del universo o como sostienen estuviese relacionado con el culto del agua, una especie de gigantesca paccha. Otras versiones sostienen que el monolito habría representado un croquis o mapa.

En el lugar existía un templo que las leyendas describen como cubierto con láminas de oro del grosor de una mano, que a la fecha no existen rastros, solo queda el más extraño de todos, la piedra de Saywite.

El complejo arqueológico de Saywite tiene una extensión de 2 hectáreas.

Según expertos esta dividido en cinco sectores:

1. Monolitos y recintos (donde está la Piedra de Saywite).

2. Escalinatas y fuentes (Escaleras y fuentes de drenaje de agua).

3. Construcciones y tallados de piedras troncopiramidales.

4. Rumiwasi (Existencia de restos de edificaciones).

5. Area del Intihuatana (roca asentada con orificio y varios tallados)

Cuando los españoles llegaron a Saywite, según Juan Hemming en su libro: Monumentos de los Incas; el templo era gobernado por la sacerdotisa Asarpay quien, antes de ser capturada, se arrojó desde lo alto de una cascada de 400 metros de altura.

El sitio arqueológico está cubierto de enormes bloques de andesita y escaleras que ofrecen un pequeño vistazo al pasado como si pertenecieran a una construcción mucho más grande que existió allí en un pasado distante.

➡️Pero volvamos a la piedra Saywite.

El bloque más misterioso del sitio, es sin duda la piedra de Saywite, un enorme monolito en el que los antiguos tallaron cientos de relieves geométricos y zoomórficos, como reptiles, ranas y felinos (Fuente: Ruben Collazos Neyra).