LAS MENTIRAS DE CHINA SOBRE EL CORONAVIRUS

El equipo de la Organización Mundial de la Salud supone que probablemente el coronavirus migró de los murciélagos a una especie sin determinar antes de infectar a humanos.

También consideró “muy improbable” que la COVID-19 provenga de un laboratorio de alta seguridad en Wuhan, lo que descalifica muchas teorías planteadas en este sentido.

Los expertos analizaron decenas de miles de muestras tomadas a animales salvajes, domésticos y de criaderos de toda China, pero en ninguna encontraron coronavirus.

La viróloga holandesa Marion Koopmans ha explicado que especies muy sensibles al coronavirus —como rata del bambú, tejón, conejo— se vendían en el mercado de Huanan, en Wuhan, sitio de uno de los primeros focos, por lo tanto es un punto de partida para recorrer la cadena de contagio.

Peter Daszak, zoólogo británico, indicó, por su parte, que los nuevos virus descubiertos en murciélagos en Tailandia “trasladan el foco hacia el sureste asiático”. Creo que (el origen de la pandemia) “lo encontraremos algún día”, consideró, pero “puede llevar tiempo”.