MADRE DE DIOS SE INUNDA

Tras una severa lluvia registrada en los últimos días, la región de Madre de Dios ha sufrido una inundación quedando la ciudad bajo el agua, fenómeno natural que se ha vuelto repetir desde 1960.

La inundación que se registra este año en Madre de Dios es «atípica», afirmó el ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, al comentar que no se registraba una de tal magnitud desde 1960 y que el impacto es mayor por el crecimiento desordenado de la ciudad de Puerto Maldonado, la capital departamental.

«En este momento la situación es bastante crítica», aseveró al comentar el sobrevuelo hecho el último domingo que «nos ha permitido ver la situación en varias zonas de Madre de Dios, las zonas bajas de la ciudad de Puerto Maldonado están seriamente afectadas».

Sostuvo que «la zona de Pueblo Viejo, donde inicialmente se estableció Puerto Maldonado, está bajo el agua. Es una zona que con frecuencia se inunda» y recordó que en el 2014 también se registró una inundación grande.

No obstante, calificó de «atípica» la inundación de este año. «No se veía una inundación de esta escala desde 1960; el crecimiento de la ciudad ha hecho que el impacto sea mucho más grande, sobre todo, el crecimiento desordenado de la ciudad que ocupa zonas que se sabe que son de riesgo», explicó en Canal N.