MADURO LANZA BILLETE DEL MILLÓN DE BOLÍVARES

(ABC Internacional) El régimen del dictador Nicolás Maduro anunció que a partir del 8 de marzo, comenzarían a circular los nuevos billetes de 1 millón, 500.000 y 200.000 bolívares.

Sin embargo, los venezolanos no pudieron empezar a guardarlos en sus carteras, debido al cierre bancario que sucedió al confinamiento radical decretado esta semana, por la pandemia de Covid-19.

Otra vez, los venezolanos fueron sorprendidos por un anuncio oficial incumplido y polémico. Los tres nuevos billetes del cono monetario saldrán posiblemente con una semana de retraso, al finalizar la cuarentena el próximo lunes, 14 de marzo.

También lo harán de manera contradictoria, porque Maduro había anunciado que el bolívar se iba a digitalizar en un 100 por ciento, por la desaparición física de los billetes.

A finales del año pasado y principios del 2021, Maduro habló repetidamente del futuro ‘bolívar digital’, y de que los pagos en el transporte público debían digitalizarse, para evitar los inconvenientes causados por la escasez de billetes.

En efecto, actualmente circulan tres tipos de billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares, y la escasez ha obligado a los bancos a racionar la retirada, hasta los 400.000 bolívares diarios por usuario.

El salario mínimo es de 1.200.000 bolívares (0,58 euros) y la inflación cerró con 3.718 por ciento el año pasado, prolongando la hiperinflación por su tercer año consecutivo.

Depreciación inédita

Al final, ni lo uno ni lo otro. El Banco Central de Venezuela anunció la expansión del cono monetario con las tres nuevas denominaciones. En sus más de dos décadas en el poder, el chavismo ha reconvertido el bolívar en tres ocasiones, borrando primero tres y hasta cinco ceros, para facilitar las transacciones.

Los venezolanos nunca han visto que su moneda nacional se haya depreciado hasta un 1 millón de bolívares. Es algo inédito y equivale a una depreciación de 100 billones de bolívares, según el diputado y exdirector del Banco Central, José Guarra, que considera que la medida refleja más bien la devaluación y la hiperinflación a las cuales ha estado expuesto el bolívar.

«Es realmente inexplicable que se hayan emitido billetes de tan baja denominación, lo que puede indicar que los mismos estaban impresos desde hace al menos un año y no los habían querido poner en circulación. Lo cierto es que dos de esos billetes costaron más que el valor que ellos representan, con lo cual el Banco Central perdió dinero imprimiendo esas piezas monetarias», señaló Guerra. Debido a la persistencia de la inflación, el valor de esos billetes nuevos «se habrá pulverizado».

Para el presidente interino y jefe del parlamento legítimo, Juan Guaidó, es el reflejo del fracaso económico del régimen. «El reconocimiento del absoluto fracaso económico de la dictadura: agrega billetes de 1 millón (que no representa ni medio centavo de dólar)», dijo en su cuenta de Twitter. «La economía les pasó por encima. Lo mismo pasó con el país y su gente», añadió.

Durante una vuelta por un supermercado de Caracas, se puede comprobar el disparate de precios provocado por la inflación. Sin ir más lejos, una docena de huevos cuesta 2.800.000 bolívares (1,35 euros); un kilo de patatas, 3.590.000 bolívares (1,74 euros); un kilo de arroz, 2.026.000 bolívares (0,98 euros), y un litro de leche, 2.990.000 bolívares (1,45 euros).