GARCIA Y DEL CASTILLO RESPONDIERON A LA JUSTICIA BRASILEÑA

El ex presidente Alan García y el ex primer ministro Jorge del Castillo Gálvez a pedido por el 13° Juzgado Federal de Curitiba fueron interrogados como testigos por los procesos por corrupción que enfrentó el ex ministro brasileño José Dirceu, ex mano derecha de Lula da Silva.

Según el diario La República García negó haber tratado con José Dirceu de Oliveira cualquier asunto de interés de empresas brasileñas y afirma desconocer la situación de Engevix.

Por su parte, Dirceu aseguró que sus vínculos en el segundo gobierno aprista sí llegaban hasta el despacho presidencial, pues conocía a García desde hace más de 30 años. Según Dirceu, al menos en dos oportunidades se reunió con el líder aprista.

De acuerdo con la justicia brasileña, Dirceu vino al Perú en cinco ocasiones, todas durante el régimen de García. El ex presidente no recordaba las veces que se encontró con Dirceu, pero precisó que solo fueron encuentros protocolares.

Sobre el caso de Engevix quien obtuvo millonarios contratos de supervisión de obras, el ex presidente se señaló que estos proyectos fueron licitados por gobiernos regionales y no por el Ejecutivo.

Dirceu fue sentenciado en primera instancia por el juez Moro a 23 años y tres meses de prisión por los delitos de corrupción, lavado de dinero y participación en organización criminal.