SELECCIÓN PERUANA VENCIÓ A BOLIVIA

La Selección Peruana venció 2-1 al seleccionado boliviano en el estadio Monumental de Ate por la fecha 15 de las Eliminatorias sudamericanas que nos abre las esperanzas de clasificar a Rusia 2018.

Durante el segundo tiempo con los goles de Edison Flores (54’) y Christian Cueva (58’), el país vibró de alegría abriendo la esperanza de continuar con su ascenso a las eliminatorias de Rusia 2018.

Resumen deportivo:

El bicolor nacional fue de más a menos en el inicio del cotejo. Salieron presionando muy arriba, recuperando rápido la pelota y buscando el arco rival. Empero, con el correr de los minutos la intensidad fue bajando y Bolivia, de a pocos, mejorando en el campo.

El juego de Perú pasaba únicamente por Christian Cueva, André Carrillo y Jefferson Farfán, quienes se entendieron casi a la perfección en el campo. Pese a que la ‘Foquita’ llevaba 13 meses fuera del equipo, la complicidad en el campo sigue siendo la misma.

En un cotejo con pocas llegadas -hasta ese momento- André Carrillo se las arregló para tener la más clara. La ‘Culebra’ recibió el pase de Ruidíaz al borde del área y sacó un potente disparo que atajó bien Lampe, quien hasta ese momento era figura.

En el complemento Perú salió con todo, consciente de que se jugaba su carrera en las Eliminatorias. Ahora al buen juego le sumó el gol. En cinco minutos nos pusimos dos goles arriba. Primero apareció Edison Flores (54′) para coger un rebote en la media luna del área y sacar un zapatazo que pegó en el travesaño y se metió en el arco de Lampe para romper la paridad. Y a los pocos minutos Christian Cueva (58′) sacó un letal disparo de larga distancia que fue como un misil directo a la red. Un tanto que puso de pie a todo el estadio.

Ya con el marcador a favor la ‘Blanquirroja’ empezó a manejar la pelota con ese toque que nos caracteriza. La pelota iba por todo lo ancho de la cancha, al piso,  y los “oles” no se hicieron esperar. No obstante, teníamos que sufrir.

Un pelotazo largo buscando a Gilbert Álvarez (71′) y un error de cálculo en la salida de Carlos Cáceda nos costó el descuento. El atacante boliviano definió por arriba del portero nacional y puso la piel de gallina a los más de 30 milones de peruanos. Pero este partido no lo íbamos a perder.

Sobre el final el árbitro cobró tiro libre a favor de la visita, subió hasta el propio Lampe. Jhasmani Campos envió el centro, el balón quedó suelto en el área chica, justo donde estaba Justiniano. El defensa altiplánico, totalmente solo, le pegó en primera pero de mala manera y la mandó a las gradas. El susto había pasado.

Al final hicimos lo que debíamos: ganar. Estos tres puntos nos permite seguir soñando, nos permite seguir luchando hasta el final, algo que no hacíamos en varios procesos eliminatorios. Hoy Perú está sexto en la tabla, es real.