FUJIMORISMO: APRUEBAN DESTITUCION DE MAGISTRADOS DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL.

En la víspera la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales aprobó por mayoría la destitución del magistrado del Tribunal Constitucional (TC), Eloy Espinosa-Saldaña, y la suspensión de los magistrados Marianella Ledesma, Carlos Ramos y Manuel Miranda.

Según el informe redactado por el fujimorista César Segura, estarían siendo destituidos los magistrados del TC por haber modificado el fondo de la sentencia del Caso El Frontón, del 14 de junio del 2013, por considerar que no fue un delito de lesa humanidad.

La aprobación de la moción obtuvo el respaldo de los fujimoristas con 8 votos y del aprista Javier Velásquez Quesquén. En contra votaron los legisladores de Peruanos por el Kambio (2), Alianza para el Progreso (1) y el Frente Amplio (1). Las acusaciones contra los cuatro magistrados se votaron por separado, pero en todas se tuvo la misma correlación de fuerzas.

Ahora, será el Pleno del Congreso en donde se tome la decisión final sobre la destitución y suspensión de los magistrados, quienes afrontan este proceso por corregir un error en el conteo de votos en el recurso de habeas corpus de un grupo de exmarinos acusados de asesinar a presos rendidos en el penal El Frontón.

De proceder con la acusación, la Comisión Permanente nombrará una subcomisión acusadora que se encargará de sustentar el informe en el pleno, donde los acusados también podrán repetir sus descargos.

Para la destitución del magistrado  Eloy Espinosa-Saldaña recomiendan acusarlo por el delito de prevaricato. Para su aprobación el pleno  requiere 53 votos como mínimo. Para el mismo magistrado se pide la destitución por infracción constitucional, para lo cual se necesitan 69 votos como mínimo.

Para los  cuatro magistrados en cuestión se les imputa haber cambiado el sentido del voto de un magistrado del TC -Manuel Miranda- mediante el cual se resolvía que la matanza de El Frontón no constituía un delito de lesa humanidad.

 

Marisa Glave (Nuevo Perú) también expresó su discrepancia con la diferencia en las sanciones contra los magistrados, pero en su opinión “si se dice que uno es inocente, todos son inocentes”.

“¿Por qué solo se quiere destituir a Eloy Espinosa-Saldaña? ¿Es porque está llevando la causa de Fujimori?”, cuestionó la legisladora, cuya bancada tiene voz pero no votó en la subcomisión.

El oficialista Gino Costa tomó distancia de este informe final‪, pues indicó que existe un procedimiento que no ha concluido en el mismo Tribunal Constitucional sobre el caso. “Mal haría el Congreso de pronunciarse sobre un asunto que está al voto en el propio TC”, manifestó.

‪También ‪recordó que la Constitución ‪protege a los magistrados -y congresistas- con la inviolabilidad de sus decisiones. “Y no se concluye que exista dolo ‪en el accionar de los magistrados. No hay evidencia”, acotó.

Este último argumento fue apoyado por la representante de Alianza para el Progreso, Marisol Espinoza. “Hay que respetar el principio de inviolabilidad y respetar la imparcialidad”, dijo.

‪Quien también se mostró en contra fue el legislador del Frente Amplio Marco Arana, quien acusó un “golpe a la institucionalidad” supuestamente impulsado por la bancada aprista.

‪“A Alan García no le bastó con la prescripción que ahora viene, apoyado de la mayoría, a buscar una segunda prescripción por delitos de lesa humanidad”, afirmó tras resaltar que el informe inicial planteaba diferentes sanciones y que el aprista Velásquez Quesquén propuso destituir a todos.

‪El fujimorista Héctor Becerril refutó a Arana asegurando que el tema de fondo es que “defienden a los terrucos”. “Los miembros del TC tienen que estar sujetos al control político que manda la Constitución”, añadió tras un fuerte intercambio de palabras con Arana.

‪Del debate se recogió la recomendación de Becerril para también suspender al magistrado Manuel Miranda. El informe inicial solo proponía una exhortación en su contra.

‪La sesión terminó con una ironía de Velásquez Quesquén: “quiero que se registren mis reservas, no vaya a ser que después me cambien el voto”.