EQUIPOS TÉCNICOS FUNCIONALES SI, PERO “ARGOLLAS” NO

Por: Ing. Cesar Paredes Piana; Gerente de AGROINOVACIÔN SAC:

Víctor Villalobos, Director General del IICA en el foro Desafíos del Sector Agroalimentario 2017-2025, hacia una agricultura competitiva” (San Pedro Sula), señala: Para contrarrestar retos que viene afrontando el sector, menciona destinar mayores recursos a investigación; con lo que coincidimos plenamente. Efectuando “ensayos”, quitan funciones al Ministerio de Agricultura, donde antes un extensionista sabía desde, vacunaciones, poner calcio a los animales, castrar, atender partos (retención de pares-placenta), etc., hasta asesorar directamente agricultores en campo en sus diversos cultivos o crianzas. Por supuesto con el soporte de especialistas de diversas disciplinas, que el sector se esmeraba en colocar en Agencias Agrarias, como una forma de dar un mejor servicio al productor. Igual ocurría con INIA donde existían Programas Nacionales, manejados por un líder. Abarcaban toda la fenología del cultivo y obtenían con cierta frecuencia nuevas variedades con apoyo del CIP, daban asistencia técnica, además de otros servicios; que, lamentablemente no han continuado en el mismo ritmo.

Igualmente en el aspecto ganadero donde trabajos iniciados con gran impulso, sencillamente se desactivaron; un claro ejemplo es la Transferencia Intereespecifica en Camélidos Sudamericanos, primicia tecnológica mundial que lanzáramos con singular éxito el 2011, el cual deberían masificar. Los resultados saltan a la vista, pues agricultores y ganaderos sienten más lejana, hasta diría ausente la presencia del Estado; ausencia que pretenden suplir con “inventos”, cada cual más inviable que complican al hombre de campo.

Estamos de acuerdo que “Agricultura se convierta en el sector más productivo” y ello pasa por entregar más recursos a investigación, desarrollo e innovación, resultando una agricultura acorde al mundo actual, más competitiva, sustentable e incluyente, donde el primer lugar deben ocupar los desprotegidos del campo: comuneros, parceleros, agricultores pobres etc., como lo hemos venido señalando al plantear reiteradamente el “Fondo Forestal”, que parece “los políticos” no lo quieren entender; donde previamente se entregue plantas en calidad de donación, para forestar o reforestar la sierra y al cabo de un año o dos, se retribuya a este hombre de campo dos dólares por planta “lograda”, para quienes poquísimas veces llega los beneficios de este estado paquidérmico. A diario se ven fracasos, resultado de la improvisación.

Basta ya de nombrar reiteradamente ministros teóricos, generalmente que nada tienen que ver con el ramo agrario; pero con respuesta a todo, pues opinan sin tener conocimiento y con una soberbia a prueba de balas, piensan siempre tener razón. No señores, basta de argollas, no hay que poner al amigo o partidario político a toda costa, rodearse de “asesores incapaces”, “reciclar técnicos antes despedidos”, viajar dentro o fuera del país, solo para viaticar, o haber “dormido” durante su pase por la institución; sin esgrimir logros. Si es así, mejor no insistir en esta clase de “amigos”. Ejemplo esos dos funcionarios de alto nivel del MINAGRI que deshonraron el encargo; o aquel que sin ningún empacho manifestara a nivel nacional, necesitar “pesetas” para completar la descolmatación de ríos. Otros incluso denunciados, con una serie de “anticuchos”, camuflados o reciclados en otras OPDs del sector o en otro ministerio, incluso promovidos; donde pasan “piola”, gracias a un “padrino” que los protegió en el gobierno del “quinquenio perdido “que increíblemente se mantienen en el gobierno actual “ocultando sus perlas por años” y felices en las fotos sin mostrar vergüenza; sin que nadie se dé por entendido. Por eso “pecaba de ingenua” la exministra de justicia, cuando señalaba en televisión despediría a esta gente o es que no sabía que con “una medida cautelar de amparo” regresan en “olor de santidad, indemnizados y apoyados por la OIT”. Cómo se nota que no conocía al monstruo por dentro.

Como consecuencia de lo señalado “nacen programas insulsos, llenos de nombres risibles, cambiándole de coloración a la sierra” (Verde, azul), pretendiendo diferenciar fracasos anteriores, induciendo a error a gente bien intencionada, pensando desde el más alto nivel, están “innovando o reinventando el sector”; cuando lo concreto es reestructurarlo a fondo y asignar más recursos a: investigación, desarrollo e innovación, cuya sumatoria al emplear mejor tecnologías (biotecnología moderna, nanotecnología y geo-inteligencia), permitirá desarrollar mejores especialistas e investigadores, elevando el nivel de nuestra agricultura, haciéndola más competitiva, sustentable y como dice Villalobos “más incluyente”, ya que podrán utilizarla si la masificamos y no como ahora que solo llega al pudiente que puede pagarla; sin pensar que el pequeño agricultor consorciado (menor a 5 hectáreas), también tiene derecho a poder acceder a un mercado exportador y no solo al abastecimiento local.

Por ello, nos pareció pésimo que un periodista “despistado”, defendiera el cese de un alto funcionario de la gestión anterior y manifestar que los “agroexportadores estaban felices con su gestión”; tremenda falacia, pues para nadie era un secreto, que su pase estuvo plagado de desaciertos y estaciones experimentales al borde del descalabro; no teniendo nada sustancial que ofrecer. Lo extraño es que este funcionario, según se dice, luego de “un fugaz pase por intentar capturar CONCYTEX”, ahora termina premiado en un organismo internacional. Las instituciones del estado, están para aliviar dificultades a pequeños y medianos productores. Hay que dejar que “los grandes” se defiendan solos; necesitando reglas claras, no cambiantes, debiendo en este caso, el estado ser “facilitador y no obstruccionista”, además de necesarias facilidades en infraestructura: pakín, puertos, cámaras de frio, plantas de desverdizado, un tren rápido que sería la solución y “no de cercanías” como tercamente insiste este gobierno; así jamás se abaratará el trasporte. Se necesita uno a lo largo de toda la costa (Tacna-Tumbes), que corra paralelo a la panamericana, además de evitar muertes a diario.

No cometan errores del gobierno anterior: lindos eventos, charlas en hoteles A1, mostrando “supuestos logros en campo”, expuestos solo en lindos tratados o folletos costosos muy bien confeccionados; propaganda pagada en medios parcializados o asistiendo a eventos donde estamos acostumbrados a ver “famosos lanzamientos” basta ya de “autobombo”. Deberían pensar primero en repotenciar instituciones como INIA, implementar laboratorios en estaciones experimentales, que actualmente dan lástima, sin mostrar los “jefes” asomo de vergüenza. No hay que dejar se caigan a pedazos, como en el “quinquenio perdido”. Se necesita atiendan necesidades en: semillas, plantones, reproductores etc. ; para asegurar siembras con material de calidad y sanidad comprobada; vale decir con “Certificado de Origen”, a 250 mil hectáreas de megaproyectos de costa y cabeceras de cuencas en sierra, como una forma de asegurar fuentes de agua ; para que beneficiaros de tierras, al igual que grandes empresas, puedan competir y tener también acceso a exportar, vía la formación de cadenas productivas, por línea de cultivos o crianzas o para asegurar siembras en sierra y contrarrestar efectos de cambio climático, cuando se trata de actividad forestal, de vital importancia y como una forma de lucha contra la desertificación de la zona alto andina.

Creo que repetir “experimentos y copias de programas fracasados”, que no mostraron nada sustancial, (INCAGRO=PNIA) dilapidando nuevamente recursos económicos de la cooperación internacional, quedarán nuevamente en nada, siendo un despropósito y no le hace bien a ningún gobierno. Deberían repotenciar el CEMBAF, que fue un crimen desactivarlo (decisión lamentable de un “doctor” exjefe de INIA); sin embargo, he sido informado piensan reactivarlo, cambiándole de “nombre” y aparecer como “nuevos forjadores” de este proyecto que jamás debió tocarse, financiado en su segunda etapa, durante el mandato de la Dra. Araoz en el Ministerio de Economía y Finanzas. Además, en un acto de justicia, es imperioso devolver de inmediato al INIA terrenos, estaciones experimentales canibalizadas y restructurarlo a fondo, sin “temores” revirtiendo ese nefasto exceso de personal administrativo politizado que tiene (Cercano a 2,000, cuando requiere 800 como máximo) e implementar los CRIAS REGIONALES con personal técnico de más alto nivel y con presupuesto descentralizado. Nunca se ha visto que personal remplazado o cesado, no se vaya a su casa, sino se le coloca en otro lugar, incrementando irresponsablemente burocracia, moda implantada por el gobierno del señor Humala-Nadine; lamentable práctica repetida en este gobierno.

Es absurdo insistir que para manejar INIA requiere ser “doctor “. Tremenda falacia recientemente inventada por los teóricos que han capturado la institución; olvidando se necesita un “administrador con criterio gerencial”, que establezca un “plan de acción realista”, sepa de demandas prioritarias en cada zona, plantee resultados a corto plazo; es decir, conozca el país y que mejor si el “artífice”, es graduado con altos niveles en “Gestión Pública”; además de poner en estaciones experimentales mejores cuadros, incluso con mayor sueldo que “El Jefe”, donde podrán desarrollar sus “especialidades y experiencias”. Así evitaríamos que estos “jefes” pasen años en “aprender a lidiar” con toda la “mañosería administrativa institucionalizada”; que tanto daño hace en gran parte del estado, donde novatos en ella, “pisan el palito” o si quieren mantenerse en el puesto solo para usufrutuar un mejor sueldo, tranzan con “pseudo-sindicalistas corruptos” que jaqueáramos, pero que extrañamente regresan y por años llevan la voz de mando en el sector desplazando y opacando; con anuencia de “personal directriz timorato” a verdaderos sindicalistas necesarios en una institución seria y decente. Por tanto no desperdicien “Expertos-Científicos” con especialidades específicas y grados de PhD, magíster, etc., en puestos directrices que no conocen, pues se les hace un mundo lidiar dentro, por no haber sido preparados para ello. Se necesita “Un Líder”, con capacidad de fomentar “equipos técnicos funcionales” con experiencia práctica y evaluados de acuerdo a resultados.

Si queremos “mejores políticas públicas” hay que fomentar el “asociativismo”, además de lo académico; entre pequeños o medianos productores, y sectores público y privado. Así en el Gobierno de Transición, formamos cadenas productivas en la región Junín, fruto de ello ahora resaltan éxitos en: café, cítricos, tubérculos, maíz, habas, leche etc., que compiten exitosamente. Cadenas que lamentablemente no continuaron forjando con la misma intensidad. Lo que sí está demostrado, por lo menos en sierra, de acuerdo a la idiosincrasia y nuestra experiencia; “asociatividades” exitosas fueron de “tipo privado”, donde la presidencia recaía en el jefe de familia; la secretaría en manos de la madre, finalmente hijos, familiares y demás, integrados en una SAC; demostraron con creces mayor seriedad y cumplimento al momento de pagar el crédito. Otras asociatividades: como “SAIS, comités, asociación de productores, cooperativas etc.” y cuanta forma ideada, buscan primero beneficio personal, a los de grupo. Similar éxito logramos en Donoso-Huaral integrando grupos de agricultores, en: Pro-Hass, Pro-Citrus, Pro-Lúcumo, Pro-Fresa, cadena productiva de leche en la cuenca del Huaura, etc. La gran cadena de cuyes, que involucró nuclear “600 productores”, tuvo como eje Lunahuana y dio lugar lanzar un “recetario” que contribuyó a masificar el consumo de cuy en diversas nuevas formas.

Por tanto con el mayor respeto al ex ministro y por consideración a su asesor Ing. Salomón Díaz, técnico experimentado, persona bien intencionada, por quien guardo el mayor respecto profesional. Sin embargo me permito hacer una crítica saludable, extensiva a otro “señor” que me he enterado extraoficialmente hace de “asesor a la sobra” y levanta infundios a mi persona. Pareciera no entender que durante mi pase por el Gobierno de Transición, el congreso me encargó investigar el “Proyecto Sierra Verde en mi Región-Junín”, que parecía bien concebido y pudo ser solución a la problemática forestal de sierra y recuperación de fuentes de agua. Lamentablemente en su ejecución tuvo serios errores (carencia de “expediente técnico-científico, falta de estudio de impacto ambiental, ausencia de cronograma de ejecución, fractura de praderas, personal no identificado, dilapidación y nulo control de recursos económicos, etc.”); permitiendo a altos niveles regionales, involucrarse en posibles comisiones de delitos. Pareciera, este señor, “fruto de su corazoncito y su estrecha cercanía”, según me informan, achaca a mi persona responsabilidad directa en el cierre del mismo, e inmediatamente solicita me tachen, con solo el hecho se mencione mi nombre o tildarme de “pro-transgénico”, sin enterarse siquiera que siendo Jefe del INIA, extrañamente jamás integre la comisión encargada por el entonces ministro del ramo. Da lástima como esta gente copa a cualquier ministro entrante formando argollas, no permitiendo una libre elección, sino clanes en beneficio propio. Esto hay que desterrarlo.

Lanzar, “Plan Agro Próspero” en la Región Junín, en aparente despilfarro de recursos, concentrando todas las OPDs del Sector y estrenando “chalecos “de uso obligatorio; no necesariamente hace el sector marque diferencia, con lo que se hiciera muchísimos años en gestiones anteriores. Más aún si se anuncia con “bombos y platillos” contrataran en Junín, 10 “Noveles Extensionistas”. Pareciera se echa mano de algunas funciones de diversas OPDs. Pretenden “reinventar o refundar el sector agricultura”, al efectuar el lanzamiento del mencionado plan, que abarca: Serviagro, Sierra Azul, Agro Joven, Programa de Semillas, Programa Forestal, Dirección General de Ganadería, Centro Nacional de Recursos Genéticos de la Agro Biodiversidad, Banco de Germoplasma, Agro Banco entre otros. Transferir a “Serviagro”, la asistencia técnica, extensión y capacitación a pequeños y medianos productores con una partida inicial de S/ 260 millones de soles; no hace sino confirmar que no es sino una “medida política, más que técnica, que quiere ganar adeptos y propaganda”; pero en la realidad del campo, jamás se va a dar; más aun conociendo la “idiosincrasia del campesinado peruano”, reacio al cambio cuando lo planteado es muy teórico, poco claro, o se le quiere vender un “arroz con mango” y donde de hecho los famosos “extensionistas ” a contratar, no marcarán diferencia con personal cuajado, con experiencia que todavía existe en diversas OPDs de agricultura, agencias agrarias etc., al que deberían echar mano. Pero no, encanta “experimentar” empleando teóricos sin experiencia, de ahí los fracasos.

Si bien el encargado de representar en Junín al señor ministro, en “pésima exposición”, precisó: “incidirá en un millón de campesinos”; algo loable, pero muy delicado, cuando temas complejos como: “alimentación y nutrición”, son sensibles; pues no interviene solamente agricultura, sino varios ministerios. De los aproximadamente 2,3 millones de agricultores a nivel nacional, casi el 82 % son pequeños (con menos de 5 hectáreas). Asegurar este programa abarcara “el millón de campesinos” (53 % del campesinado) y ofrecer temerariamente: “solucionar su incremento de ingresos y calidad de vida, asegurando la alimentación y nutrición de toda la población peruana” (más de 32 millones de peruanos); además de “audaz” es irresponsable y hace mucho daño al gobierno. Este señor debería tener sumo cuidado, no debiéndole ganar sus emociones; más aún si está centrada su atención en recursos: hídrico, agrícola, pecuario y forestal, “no disponibles fácilmente, ni renovables” y que demoran años ser restablecidos; precisamente cuando vemos el clima actuar directamente sobre recursos a que se hace mención, reduciendo considerables áreas de siembra a nivel nacional. Finalmente juntar OPDs, alrededor de gobiernos regionales, como “impacto político puede ser bueno, no necesariamente práctico y menos exitoso”, pues tienen diferente: “misión, visión, funciones, encargos etc.”; además sabemos cómo se vienen manejando la mayoría de regiones, alcaldías, poblados menores etc., cuestionadas por actos de corrupción que lamentablemente parecen haber sido contaminados en gran proporción. Existen experiencias amargas, que al final pasan factura.

Si tienes alguna opinión puedes escribirnos a: oyonperu@gmail.com