MINERAS Y AUTORIDADES DESARROLLAN PROYECTOS EN BENEFICIO DE COMUNIDADES EN LIMA PROVINCIAS

RCR, 17 de octubre 2018.- El aporte de las empresas mineras para realizar los estudios técnicos del asfaltado de la carretera que une las localidades de Huaura – Sayán – Río Seco – El Ahorcado – Sayán – Oyón, con proyección a convertirse en el nuevo corredor binacional que unirá nuestro país con Brasil, fue fundamental, destacaron el gobernador regional de Lima provincias, Nelson Chuí y el alcalde de la provincia de Oyón, Edgard Huaraz, respectivamente

En declaraciones a Red de Comunicación Regional- RCR, Chui Mejía, resaltó que las mineras Buenaventura, Los Quenuales (Glencore)  y Raura (MINSUR), fueron las grandes impulsoras de esta obra, trabajando en conjunto con las comunidades y autoridades locales y regionales.

“Definitivamente, las empresas mineras hicieron un aporte muy importante. Yo recuerdo que cuando recién iniciaba este proyecto, fueron esas tres empresas quienes aportaron 9 millones de dólares. Con este dinero se empezaron a hacer los estudios técnicos y posteriormente los trabajos de construcción. El sector privado se hizo presente y apoyó a la sociedad civil en esta carretera”, comentó.

Asimismo, indicó que la carretera va de Huaura a Oyón y se proyecta hasta la frontera con Brasil, pasando por Huánuco y Ucayali,  es una muestra real de los frutos que se obtiene cuando el sector privado trabaja de la mano de la comunidad y de las instituciones públicas. Este esfuerzo, según Chui, conlleva al desarrollo sostenible de las poblaciones peruanas.

“Esta carretera la venimos trabajando hace más de 40 años, cuando aún estábamos en la Cámara de Comercio. Desde ahí, empezamos a luchar para que esta carretera se haga realidad. Y ahí ha sido fundamental el aporte de las empresas mineras, que han unido esfuerzos con otros sectores para que la población pueda tener una carretera segura y que va a unirlos con otros horizontes”, subrayó.

Chui recordó que apenas asumió como presidente de la Cámara de Comercio, tuvo un acercamiento con el ingeniero Roque Benavides, representante de Buenaventura y actual presidente de la Confiep, quien lo citó a una reunión con funcionarios de las empresas mineras para expresarle su apoyo y compromiso en la construcción de la vía.

“Yo le dije a Roque Benavides: mira, lo que yo necesito es que ustedes nos apoyen para hacer realidad la carretera. El me citó al día siguiente para reunirnos con las empresas mineras que operan en Oyón y allí decidieron apoyar con 3 millones de dólares cada una, aproximadamente. Luego de ello me fui a hablar con la ministra de transporte de ese entonces y le dije que ya tenía recursos para iniciar la carretera”, remarcó.

De otro lado, manifestó que en la provincia de Canta también se viene recibiendo apoyo de empresas mineras en la ejecución de proyectos. En principio desistieron de participar, pero al ver los aportes de la inversión minera en Oyón, decidieron hacer lo mismo y unir esfuerzos con la comunidad y las autoridades locales y regionales.

APOYO EN OBRAS

Por su parte, el alcalde de Oyón, Edgard Huaraz, destacó el apoyo a los gobiernos locales por parte de la empresa privada, especialmente del sector minero, en la ejecución de proyectos de infraestructura y en obras de impacto.  “Es un gran apoyo. Hay una estrecha unión con la empresa privada en la provincia de Oyón”, apuntó.

En ese sentido, destacó el interés de las compañías mineras en participar en los referidos proyectos de infraestructura en la zona y apoyar el desarrollo de la provincia, a través del sistema de obras por impuestos.

Precisó que las mineras Buenaventura y Raura, así como la empresa UNACEM subsidiaria de Cementos Lima, participan con ejecución proyectos de desarrollo en esa provincia  mediante la modalidad de obras por impuestos. “Las mineras quieren poner de su parte en el desarrollo de nuestra zona. Son obras más transparentes y mejor hechas”, sostuvo.