LA OEA DECLARA ILEGÍTIMO EL GOBIERNO DE NICOLÁS MADURO

Washington. La Organización de Estados Americanos (OEA) mediante una resolución de consenso acordó hoy «no reconocer la legitimidad» del mandato del presidente de VenezuelaNicolás Maduro, y llamó a que se celebren nuevas elecciones «en una fecha cercana» con la presencia de observadores internacionales.

En una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente, la resolución fue suscrita por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Perú y Paraguay con 19 votos a favor, 6 en contra y 8 abstenciones, y será remitida «inmediatamente» al secretario general de las Naciones Unidas.

Por las decisiones optadas la delegación venezolana, liderada por el embajador Samuel Moncada, rechazó los acuerdos de la  reunión del Consejo Permanente de la OEA, indicando como un «acto hostil e inamistoso» y anticipó que no reconocerá «ninguna decisión que pudiera adoptarse».

El Consejo Permanente celebró su sesión extraordinaria mientras Maduro comenzaba su segundo sexenio consecutivo en Caracas.

La resolución también insta a los 34 estados miembros a adoptar “medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras” para “contribuir a la pronta restauración del orden democrático en Venezuela”.

México, que la semana pasada se negó a respaldar la declaración del Grupo de Lima, se abstuvo.

El texto señala que solo a través de un diálogo nacional se podrán acordar las condiciones para celebrar nuevas elecciones presidenciales, pide al gobierno de Caracas la liberación inmediata de los presos políticos y que permita el ingreso de ayuda humanitaria.

La OEA adoptó la resolución seis días después de que el Grupo de Lima -integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía- instara a Maduro a que no asumiera su segundo mandato y transfiriera el poder a la Asamblea Nacional hasta que se convoquen nuevas elecciones.

Estados Unidos y el Grupo de Lima consideran que los comicios de mayo en los que Maduro resultó reelecto no cumplieron los estándares mínimos de imparcialidad.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que mantiene a Venezuela desde el 2002 entre las naciones del continente que requieren seguimiento especial, advirtió la víspera que el nuevo mandato de Maduro profundiza el debilitamiento institucional en esa nación sudamericana.

Venezuelestá sumida en una profunda crisis económica y social con una hiperinflación de siete dígitos y una fuerte recesión que se ha extendido por cuatro años consecutivos. Las dificultades económicas han desatado una masiva migración de venezolanos en la región que Naciones Unidas estima en unas 3,3 millones de personas.