NUEVAS AUTORIDADES DEBEN CAPACITARSE PARA SUPERAR INEXPERIENCIA EN MANEJO DE RIESGOS

(RCR)  Las noveles autoridades municipales y regionales deben superar su inexperiencia mediante la capacitación de los organismos especializados en estos temas, como es el caso de la Defensoría del Pueblo, Defensa Civil, el Cenepred, entre otros, para afrontar con éxito el manejo de control de riesgos y desastres, afirmó el exrepresentante de la Defensoría del Pueblo, Pier Marzo.

“Lo que ahora tiene que hacer es dejarse guiar por quienes han tenido experiencia. En las oficinas de la Defensoría del Pueblo la tienen, las oficinas de Defensa Civil también la tienen. hay dos oficinas de Defensa Civil y de Cenepred, en el actual sistema. Y lo que le corresponde al alcalde, al gobernador y sus (respectivos) equipos gerenciales, es dejarse guiar y prepararse para el siguiente periodo de emergencias, que va a ser el del friaje”, subrayó.

En ese contexto, consideró que la formación de brigadistas es, en estas circunstancias, la mejor de manera de actuar, por parte de los nuevas autoridades regionales y municipales, “porque así generan personas que ya saben qué hacer.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Marzo consideró importante también que las municipalidades identifiquen o detecten los lugares de riesgo de desastres, a la vez de   capacitar a su propio personal y sus brigadistas para que puedan proteger sus respectivas poblaciones, en caso de que se produzca una situación de crisis.

“Le comento un caso. La Defensoría del Pueblo ha estado ayer mismo en la provincia de Dos de Mayo (Región Huánuco), y ha detectado que ni siquiera el personal municipal conocía de los procedimientos  de conformación de brigadas, de la generación de alertas tempranas y de reportes de gradación de datos y análisis de necesidades, que son los que activan el Sistema de Defensa Civil”, enfatizó.

En ese sentido, el exfuncionario insistió en la necesidad de formar brigadistas “que puedan estar preparados para guiar a la población hacia lugares seguros y asentarlas, mientras pasa la emergencia”.

“Lo principal es ubicar las vías de evacuación y los puntos de eventual disposición de las personas para dicha evacuación. En el caso de los huaycos lo que hay que identificar son las zonas de inundación o de activación de quebradas. Evidentemente, lo mejor sería que haya un equipo de brigadistas en los barrios o en las vecindades, que es lo que no hay”, apuntó.