JAVIER VELASQUEZ Y MARISOL ESPINOZA SON IMPLICADOS CON LOS WACHITURROS.

Los congresistas Javier Velásquez Quesquén (Apra) y Marisol Espinoza Cruz (APP) han sido implicados por el fiscal de crimen organizado de Chiclayo, Juan Carrasco, con la red Los Wachiturros de Tumán, que encabeza el suspendido dirigente de la Federación Peruana de Fútbol Edwin Oviedo.

La denuncia que presentó Carrasco, el 11 de setiembre de 2018, fue derivada por la Fiscalía de la Nación al fiscal Ramiro González, del área de enriquecimiento ilícito y denuncias constitucionales de ese despacho, quien ya viene realizando indagaciones preliminares para determinar si abre investigación contra ellos.

De prosperar esta etapa, correspondería al Ministerio Público solicitar que se les levante el secreto bancario, tributario y de las comunicaciones a los legisladores.

En la disposición de la Fiscalía de la Nación del 21 de diciembre, basada en el informe presentado por Carrasco y a la que tuvo acceso Perú21, se establece que la red criminal “además de tener un brazo armado, tenía operadores políticos”, entre ellos, los citados parlamentarios, quienes tenían como objetivo ayudar a Oviedo a que se empodere en la azucarera Tumán.

Juan Carrasco, fiscal contra la criminalidad organizada de Chiclayo, a cargo de investigar la red Los Wachiturros de Tumán. (Foto: Fabiola Valle).

Según las pruebas recabadas por el fiscal de Chiclayo, los ilícitos se configuraron en 2011, cuando Velásquez y Espinoza (entonces de Gana Perú) impulsaron normas relacionadas a la ampliación de la ley de protección patrimonial para las azucareras Tumán y Pomalca, a cambio, según Carrasco, de recibir una retribución.