MILES DE CHILENOS SIGUEN EN PIE DE LUCHA

Decenas de miles de personas han salido el último viernes a las calles de Chile, cuando se cumplen dos semanas del inicio de las protestas que ya han dejado al menos 20 muertos, para mostrar que el descontento con la desigualdad social sigue vivo.

La ciudadanía se volcó en Santiago “de forma multitudinaria”, además de en otras ciudades como Valparaíso, Concepción o Punta Arenas. En la capital la gente comenzó a acumularse durante la tarde en la Plaza Italia.

La iniciativa fue convocada a través de las redes sociales con el lema ‘La marcha más grande de todas‘ y pretendía replicar la marcha del pasado viernes, cuando 1,2 millones de personas se agolparon en la céntrica plaza capitalina.

La marcha del viernes no ha llegado a ser tan masiva, pero sí muy multitudinaria. Según  fuentes oficiales señalan que los manifestantes sumaban un promedio de 20.000 personas, lo que fue muy criticado por los ciudadanos, que consideran que había muchas más personas.

Reclamos:

Los manifestantes piden mejoras en el sistema de pensiones, en la salud y en la educación, así como una rebaja en los precios del transporte, la electricidad o los bienes de consumo.

Demandas que han concentrado las reivindicaciones durante estos 14 días y a las que se ha sumado la petición de la renuncia del presidente Sebastián Piñera, quien a pesar de anunciar una agenda social y destituir a ocho ministros sigue sin convencer a la ciudadanía.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) han registrado 4.271 detenidos en todo el país y 1.305 civiles heridos, 755 por disparos (perdigones, bolas de goma, disparos de bala o arma no identificada), además de actos de tortura sexual durante detenciones, golpes, vejaciones y arrestos ilegales.