AMPLIAR LA ROTACIÓN DE TRABAJOS A 30×15 O 60×30 PERMITIRÁ CONTROLAR EL COVID 19

Roque Benavides Ganoza, presidente del Directorio de Compañía de Minas Buenaventura, manifestó que la minería, agroindustria y pesca serán los primeros sectores en recuperarse, “pero eso no quiere decir que no impulsemos el resto de actividades”.

Fue durante su presentación en la charla “Perspectiva Global y Reactivación Económica Post Covid-19”, organizada por la Organización Mundial de Apoyo a la Educación (OMA), que describió el trabajo realizado en minas como de una suerte de cuarentena natural.

Pese a ello, indicó que una manera para controlar más la pandemia sería aumentar el sistema rotativo de trabajo en minería, pasando del actual esquema a uno que puede convertirse en 30 días de trabajo por 15 de descanso o 60 días de trabajo por 30 días de descanso, “lo que haría más factible poder controlar la pandemia”.

Como complemento a lo dicho, resaltó la importancia de los controles sanitarios (toma de temperatura, pruebas rápidas y moleculares), poniendo foco en la guardia que ingresa y que requiere un monitoreo estricto los primeros catorce (14) días.

Sobre la producción minera, dijo que es importante compensar la producción, considerando que las minas tienen la capacidad para levantar la calidad, leyes del mineral y los volúmenes de producción en la medida de lo posible.

“Para ello debe haber un acompañamiento del Estado, acelerando plazos de autorizaciones y permisos; viendo un silencio administrativo positivo; agilizar plazos precautorios para consulta previa y CIRA; y vanzar el concepto de “ventanilla única” a un esacio único donde todos los estamentos del Estado atiendan conjuntamente los proyectos de inversión.

Tercera ola de inversión

Sobre el bienestar futuro del país, Roque Benavides manifestó la necesidad de generar una tercera ola de inversión, que reactive la economía y permita compensar la caída de los peruanos.

“Hay que poner en valor todo lo que esté al alcance. Hablo de la pesca, agroindustria, minería; no hay derecho de que Chavimochic III esté paralizado al 80% de la obra; igual está Majes Siguas II, Alto Piura, Agua para Ica, Presa Paltiture, que dará agua para el Valle del Tambo y otro tanto para el proyecto minero Tía María. Poner en marcha proyectos generará un impacto positivo, toda vez que veremos un encadenamiento productivo”, dijo.

En esa línea también reiteró la necesidad de pensar en Tía María, retomar Quellaveco, desarrollar Zafranal, Mina Justa, Pampa de Pongo, San Gabriel, por el lado sur del Perú, mientras que, por la zona norte, están Michiquillay, Galeno, La Granja, Cañariaco. “Yo creo que ha que declarar en emergencia la inversión nacional y que nos permita reactivar la economía”.

Proyectos mineros

Seguidamente dijo que hay que destrabar los proyectos mineros, viendo que el Perú tiene una lista grande de ellos que pueden ser usados hacia adelante para sacar adelante al país.

“Podríamos utilizar nuestros recursos naturales, la bendición de los recursos para sacar adelante a nuestro país. Yo creo que es indispensable que tengamos esa convicción, que tengamos al Gobierno de lado, trabajando con el sector privado para sacar adelante los proyectos.

El Peru tiene mucho potencial, pero cada uno debe asumir sus responsabilidades. Las empresas mineras tenemos que explorar y establecer ´potencial, tenemos que invertir de forma eficiente, tanto en la economía como en lo social y ambiental. Ya no se trata de desarrollar proyectos sin cuidado del medioambiente o sin respeto al a comunidades, delo que se trata es de respeto a la sostenibilidad”, agregó.

Durante otro momento, recordó que los proyectos mineros, sobre todo en sus primeros años genera mucha actividad económica, “por eso digo que en el sentido de urgencia podemos reactivar la economía rápidamente”.