ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL DE OYÓN DE MAL EN PEOR.

Los servicios públicos de la ciudad que administra la Municipalidad Provincial de Oyón, se encuentran de mal en peor debida a la pésima gestión que viene realizando el Alcalde Reynaldo Alcocer Medina.

Servicio de energía eléctrica:

Durante la semana en la capital de la provincia, se viene registrando cortes intempestivos del suministro de energía eléctrica, perjudicando el normal desarrollo de las actividades económicas de la población, los artefactos electrodomésticos se vienen malogrando, accidentes de los transeúntes, entre otros.

Los barrios más perjudicados son Ushnupata y Ocros, ya que a la falta de energía eléctrica en horas de la noche, se viene registrando accidentes entre los transeúntes por la severa oscuridad que vive la ciudad.

Paradójicamente, la ciudad cuenta con tres centrales eléctricas que abastecen con este servicio a la población.

Servicio de Agua Potable:

Otro de los servicios que viene afectando la salud pública de la ciudad, es la falta del suministro de agua potable que se registra en toda la ciudad.

Durante la semana todos los barrios de la ciudad no contaron con este servicio, situación que preocupa a los vecinos debido al incremento considerable de los casos del covid  19.

Debido a la pandemia, los vecinos tienen que realizar una permanente limpieza de sus hogares, pero al no contar con este servicio, peligra la salud de su familia y la sociedad.

Incremento de perros vagos.

Desde el inicio de su gestión municipal del alcalde Reynaldo Alcocer, no se ha preocupado por la erradicación de perros vagos, por el contrario se ha dedicado a defenderlos señalando que también tienen derecho a la vida a pesar de representar un peligro de salud pública para la ciudad.

Las calles de Oyón hasta el momento se ha infectado de eses que generan los canes y por esta temporada de verano que vive la zona, las excretas de los animales tienden a secarse y con el permanente viento que se registra, la población tiene que respirar aire contaminado.

A pesar de las múltiples quejas que realizan los vecinos, la Municipalidad Provincial no quiere pronunciarse, existe un silencio total de las autoridades como los regidores provinciales, el subprefecto provincial, entre otros.

Paradójicamente, el alcalde provincial cuenta con un programa radial en una emisora local, donde en vez de pronunciarse sobre los problemas de la provincia y la ciudad, solo se dedica a realizar saludos de cumpleaños; cuando los vecinos quieren intervenir con sus opiniones, -señala- “aquí en la radio soy comunicador social y en la municipalidad soy alcalde provincial”.

Finalmente cuando la población quiere formalizar sus denuncias sobre la pésima gestión municipal que vive Oyón, al interior de la municipalidad no se cuenta con un libro de reclamaciones, viendo frustrada las aspiraciones de queja de los vecinos de Oyón.