FIRMAN HISTÓRICO ACUERDO DE PAZ ENTRE ISRAEL, EMIRATOS ARABES Y BARÉIN.

En una ceremonia oficiada en la Casa Blanca, en Estados Unidos Benjamín Netanyahu firmó este martes dos acuerdos históricos que normalizan las relaciones de Israel con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin, .

El presidente estadounidense, Donald Trump ha evocado la llegada de un “nuevo amanecer para Oriente Medio” y ha atribuido a su Gobierno el éxito como mediador en las negociaciones. 

El mandatario ha celebrado que se haya logrado un pacto sin precedentes en “más de un cuarto de siglo”. “Hemos conseguido dos en un mes, y le seguirán más”, ha añadido sobre los llamados Acuerdos de Abraham, que han provocado protestas en las calles de Palestina y también en Washington D.C.

“Estamos aquí esta tarde para cambiar el rumbo de la historia. Tras décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Oriente Medio”, ha dicho Trump durante la ceremonia en la que también ha firmado como mediador en el pacto.

“No hay paz” en el Oriente Medio sin el fin de la “ocupación” israelí, ha respondido el presidente de Palestina, Mahmud Abás, después de que se terminara la ceremonia.

El conflicto con Palestina, quinto protagonista de la ceremonia.

Y es que el conflicto palestino-israelí ha estado presente en los discursos de todos los firmantes. El primer ministro israelí ha asegurado que el paso supone “un punto de inflexión” para la historia de Israel que “se extenderá por más países árabes”. “Puede poner fin al conflicto palestino-israelí”, ha asegurado Netanyahu y ha destacado los beneficios económicos de las nuevas relaciones en Oriente Medio. 

En ese mismo sentido, el ministro de Exteriores de Emiratos, Abdulá bin Zayed al Nahyan, ha confiado en que el Acuerdo de Abraham suponga un primer paso para crear un Estado palestino. 

“Este acuerdo nos permitirá seguir defendiendo al pueblo palestino y hacer realidad su esperanza de un Estado independiente dentro de una región estable y próspera”, ha dicho el ministro emiratí y ha dado las gracias a Netanyahu por “detener la anexión de los territorios palestinos”. No obstante, el primer ministro de Israel ha asegurado que la anexión de Cisjordania sigue “sobre la mesa”. 

Finalmente, el ministro de Exteriores de Baréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani, ha calificado el pacto de “paso histórico en el camino hacia una paz genuina y duradera” en Oriente Medio, en su discurso antes de la firma. 

“Otros cinco o seis países” árabes se unirán “muy pronto”

Poco antes, en unas declaraciones en el Despacho Oval, Trump ha anunciado que otros “cinco o seis países” árabes firmarán “muy pronto” acuerdos con Israel. “Ya estamos hablando con ellos”, ha añadido sin concretar cuáles serían esos estados.

Con el acuerdo se rompe definitivamente el consenso por el que ningún estado árabe reconocería a Israel hasta que terminara la ocupación de los territorios palestinos. Solo Egipto y Jordania habían quebrantado el boicot, en 1979 y 1994, respectivamente.

Palestina tacha la firma de “golpe mortal” a la solidaridad de los países árabes

Grupos de palestinos han protagonizado este martes protestas menores en Cisjordania y Gaza contra los acuerdos de normalización de relaciones de Israel con los países árabes. Cientos de personas han marchado por el centro de la localidad cisjordana de Ramala con banderas palestinas en protesta por la “traición” a su causa.

El acuerdo también ha congregado protestas contra Israel en los alrededores de la Casa Blanca en Washington, DC.

Este martes, Palestina ha pedido a los países árabes que boicoteen el acuerdo, que supondrá un “golpe mortal” para la solidaridad entre ellos, ha señalado el primer ministro Mohamed Stayeh.

La jornada es “un día negro” y supondrá “una derrota” para los palestinos y para la Liga Árabe, en la que se ha abierto “una brecha”, ha insistido el jefe del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

No obstante, la Liga Árabe no fue capaz de consensuar el pasado miércoles una declaración conjunta para rechazar la decisión de Emiratos de normalizar relaciones con Israel, pese a la petición de los palestinos.