LOS LÍDERES REAFIRMAN SU COMPROMISO CON LA ONU.

Los 119 jefes de Estado y 54 jefes de Gobierno aprobaron una declaración por el 75 aniversario de la ONU prometiendo más cooperación para proteger a todos los ciudadanos, promover la paz y salvar el planeta.

El texto de cuatro páginas, negociado durante meses, ha sido adoptado por aclamación durante una cumbre virtual organizada para marcar los tres cuartos de siglo de Naciones Unidas.

Pese a que la organización ha sido en los últimos años blanco de las críticas de varios Gobiernos, en el documento, los 193 Estados miembros subrayan que no hay ninguna otra entidad con la “legitimidad, el poder de convocatoria y el impacto normativo” de la ONU.

“Ninguna otra organización mundial da esperanza en un mundo mejor a tanta gente ni puede hacer realidad el futuro que queremos”, señala la declaración, que insiste en que, ante los muchos problemas del mundo, hace falta más acción conjunta a través de Naciones Unidas.

El texto señala  la pandemia del coronavirus como el mayor desafío global al que se ha enfrentado la ONU y subraya que la organización debe estar en el centro de la respuesta a la enfermedad y de la recuperación tras la crisis.

Los Estados miembros señalan, además, doce grandes compromisos de cara al futuro, empezando por la promesa de “no dejar a nadie atrás”, el lema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un principio que, según reconocen, es aún más importante tras la pandemia del coronavirus.

Los líderes aseguran también que protegerán el planeta, promoverán la paz y evitarán los conflictos, cumplirán la ley internacional y asegurarán la justicia.

El texto, sin embargo, no incluye compromisos firmes más allá de esas buenas intenciones y, para muchos analistas, resulta menos ambicioso que otros parecidos adoptados anteriormente.