ITALIA SUPERA A CHINA EN FALLECIDOS POR CORONAVIRUS.

Los
fallecimientos en Italia por el coronavirus ascendieron hoy a 3,405, 427 más
que el miércoles, con lo que este país europeo se convierte en el primero del
mundo en número de víctimas mortales, por delante de China (3,245).

El número
de casos positivos es de 33,190 en Italia, mientras que ya han sido dados de
alta 4,440 personas, según el último balance ofrecido en rueda de prensa por el
jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli.

La región
septentrional de Lombardía registra 2,168 fallecidos y casi 20,000 de casos
positivos, y también se está disparando la epidemia en Emilia Romaña, con 5,214
casos positivos y 531 fallecidos.

Las
personas ingresadas con síntomas son 15,757 respecto a las 14,363 de este
miércoles, mientras que las personas en cuidados intensivos son 2,498, respecto
a las 2,257 de ayer.

En la
habitual rueda de prensa en la que se actualiza el dramático balance de los
fallecidos y contagiados, hoy se quiso dar un mensaje positivo al destacar que
hay 300 niños con coronavirus, pero «no hay víctimas ni casos
graves», dijo el presidente de la sociedad pediátrica italiana, Alberto
Villani.

Villani
quiso «tranquilizar a muchos padres y abuelos, en el sentido de que no
existe un problema pediátrico y que cuando hay síntomas, el pediatra debe ser
consultado y con él decidir qué hacer. Pero en este momento el coronavirus en
sí no es un problema para los niños».

Lo que
está convirtiéndose en un problema es la falta de camas en cuidados intensivos
y la falta de personal, además de los muchos médicos que se están contagiando e
incluso muriendo, hoy otros tres médicos murieron en Lombardía, lo que eleva el
número total de muertes a 13.

Asimismo,
la Agencia del Fármaco (AIFA), explicó que «el aumento repentino de la
demanda de medicamentos utilizados en terapias hospitalarias de pacientes
hospitalizados debido a la epidemia ha generado deficiencias de fármacos»
y añadió que se está pidiendo mayor producción.

Ante
estos datos, tanto el presidente de la región Lombardía, Attilio Fontana, como
otros representantes regionales y municipales pidieron un endurecimiento de las
prohibiciones, en particular la de practicar deportes. Incluso pidió la
intervención del Ejército para contener la salida de las personas de sus casas
que sigue siendo demasiada.

Los
expertos llegados desde China a Lombardía para ayudar explicaron que «las
medidas no son lo suficientemente rígidas» y es necesario «aumentar
las medidas de cuarentena» contra la propagación de covid-19 .

«Todas
las actividades económicas deben detenerse, todos deben quedarse en casa ,
todos deben hacer su contribución», dijo el vicepresidente de la Cruz Roja
china, Sun Shuopeng, después de expresar su sorpresa al ver tantas personas en
las calles milanesas.