HIJA DE LA PERIODISTA ROSANA CUEVA TAMBIÉN SE VACUNO CONTRA COVID 19.

La periodista de investigación de Panamericana Televisión Rosana Cueva sigue mintiendo; sin embargo en la larga lista entregada por la Universidad Cayetano Heredia, señala que su hija Carmen Ginocchio Cueva habría sido una de las personas que se ha beneficiado con la vacuna china de Sinopharm.

El equipo de investigación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, encargado de realizar ensayos clínicos con la vacuna china de Sinopharm, señala que la citada persona  también se inoculó de forma irregular.

Casi la mitad de personas que aparecen en la lista de 487 vacunados son profesionales de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Todos ellos participaron como «personal del estudio».

Una de ellas es Carmen Ginocchio Cueva, hija de la periodista de investigación Rosana Cueva. La joven de 23 años recibió la primera dosis de la vacuna el 30 de octubre de 2020 y la segunda dosis el 21 de noviembre de 2020. Pero ni ella ni ningún otro investigador a cargo de los ensayos clínicos debieron hacerlo.

¿Por qué? El Instituto Nacional de Salud (INS) comunicó que ellos aprobaron que la Universidad Cayetano realice el ensayo clínico (Ensayo clínico fase III aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, paralelo, para evaluar la seguridad y la eficacia protectora de la vacuna inactivada contra el Sars-Cov-2 en la población sana de 18 años o más, en Perú).

Esta investigación contaba con un protocolo que establece el «Plan de ampliación de medidas tendientes a evitar el contagio por Covid-19 y la saturación del sistema de salud», que indica que el personal del estudio podía vacunarse. Pero la universidad Cayetano nunca informó al Instituto Nacional de Salud la activación de su plan.

El doctor Elmer Huerta explicó en RPP que los investigadores no debieron vacunarse a pesar de que pensaran que lo merecían. «Si bien es cierto, uno podría decir «sí, pero el investigador podría haber merecido y todo». No. De acuerdo a la ley peruana, (…) ninguno debió haber sido vacunado. Este grupo de Cayetano Heredia decidió unilateralmente saltearse la ley, asumir que la vacuna ya era efectiva, a pesar de que la estaban probando, (…) y dársela al personal, a los consultores, a sus familiares, a los políticos», aclaró.

En ese sentido, ni la hija de Cueva ni los más de 200 trabajadores del ensayo clínico debieron inocularse. Sobre ello, conversamos con la periodista, quien confirmó que su hija recibió la vacuna de cortesía, pero negó que haya sabido de ello.

«Francesca Ginocchio efectivamente es mi hija y tal como aparece en el documento ella es parte del equipo de investigación de la vacuna. Como tal y de acuerdo a los protocolos de ese equipo fue vacunada. Ella no tiene un cargo directivo, es estudiante de sexto año de medicina de la UPCH y es parte de tercio superior», explicó.

Cuando le explicamos que el plan del protocolo no se presentó y que, por lo tanto, no debió vacunarse, respondió:

«No sabía (que su hija se había vacunado). Y quienes deben responder por eso son los responsables del proyecto. Todos los que trabajan ahí lo hacen con absoluta entrega y es penoso que ahora pasen por este impase por una decisión de sus superiores».

Cueva negó haberse vacunado. Respondió que es la voluntaria número 11.925 del ensayo clínico y que será la última en enterarse si recibió placebo o la vacuna de Sinopharm.

«NO me vacune. Soy la voluntaria 11,925 (es decir de las últimas). Después de una denuncia de supuesto efecto Gillain-Barre bajo el número de voluntarios. Yo acudí tras ese impasse como se puede corroborar en mi ficha y cumplí con todos los pasos. Seré también parte del grupo de los últimas en enterarme si fue placebo o vacuna dado que pertenezco a la 3ra fase», respondió. Fuente: Wayka.pe