TERRORISTAS APELAN AL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

La Primera Sala del Tribunal Constitucional admitió a trámite un hábeas corpus presentado por el cabecilla del grupo terrorista MRTA, Víctor Polay Campos, para que se revisen sus condiciones de reclusión en la Base Naval del Callao.

Según el Tribunal Constitucional en un plazo de 10 dias el Comité Tecnico del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao deberá de pronunciar al respecto.

Según la resolución,  los magistrados Manuel Miranda, Carlos Ramos Núñez y José Luis Sardón, quien fue convocado como dirimente en este caso, votaron a favor para que se revise el fondo del pedido.

El magistrado Eloy Espinosa-Saldaña había votado para que la demanda sea vista en el juzgado de Ventanilla, donde se impulsó este recurso legal.

De acuerdo al documento, Miranda, Ramos y Sardón dispusieron emplazar al Comité Técnico del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval (CEREC) para que pueda realizar los descargos correspondientes, adjuntando la documentación administrativa y clínica del caso.

La demanda también comprende la revisión de las condiciones carcelarias de los terroristas Miguel Rincón Rincón, Óscar Ramírez Durand, “Feliciano” y Eleuterio Flores Hala, alias “Artemio”.

Polay Campos y Rincón cumplen 35 años de prisión, mientras que Ramírez y Flores Hala tienen cadena perpetua por terrorismo.

En principio, todos ellos denuncian que las visitas que reciben ocurran en la sala adjunta al locutorio, en donde, alegan, “se ha probado que se realizan escuchas y grabaciones”. Ramírez Durand, por ejemplo, reclama que se le ha suspendido la visita sacerdotal que venía recibiendo.

También cuestionan que se les restringen sus derechos a la comunicación telefónica y la falta de atención a sus problemas de salud. Asimismo, afirman que el derecho a la educación con el que cuentan “viene siendo vulnerado”.

La resolución del TC señala que la demanda está relacionada “con diversas denuncias sobre el presunto agravamiento de las formas y condiciones en las que los internos demandantes cumplen su reclusión (…) entre ellas, y de manera muy significativa, respecto del eventual agravio del derecho a la salud”.

Además, indica que, si bien lo que corresponde sería anular las resoluciones judiciales de la Corte de Ventanilla y haya un nuevo pronunciamiento en dicha jurisdicción, el TC debe conocer “de manera excepcional” este caso para evitar más dilaciones.

En los próximos días, el TC debe convocar a una audiencia en la que se analizará la pretensión de fondo de los terroristas.