POCAS PROPUESTAS Y CONTINUISMO EN MINERÍA Y MEDIOAMBIENTE

(Wayka.pe) A un día de la segunda vuelta electoral entre los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori, un panel de especialistas, y dirigentes sindicales y de poblaciones indígenas analizan las propuestas de Perú Libre y Fuerza Popular en materia de actividades extractivas y conflictos sociales. Las impresiones fueron desalentadoras. 

En el foro “Futuro de la Minería y Medio Ambiente”, transmitido por Wayka, el panel de especialistas y dirigentes expresaron sus impresiones sobre las propuestas de los candidatos que siguen en la carrera a Palacio de Gobierno. 

“El modelo que tenemos ahora no ordena el territorio en base a las necesidades de las poblaciones indígenas, las comunidades rurales, a la necesidad de proteger el ambiente, nuestros recursos naturales, la biodiversidad. Este modelo organiza el territorio en base a la iniciativa minera privada y su sistema de concesiones. Y este modelo se refuerza desde los noventa”, señala al respecto Beatriz Cortez, especialista de la organización Red Muqui.  

Un informe de esa misma organización pone sobre el papel las diferencias entre las propuestas de ambos partidos. Como enfatizó Cortez, Red Muqui señala que Fuerza Popular propone continuar con la Ley General de Minería creada en 1992, durante el gobierno de Alberto Fujimori, la misma que generó en la actualidad una alta tasa de conflictividad, criminalización y violación de los derechos humanos. Del otro lado, Red Muqui apunta que Perú Libre guarda varios vacíos significativos en la misma materia, específicamente en gestión integral del ambiente. 

PUEBLOS INDÍGENAS

En cuanto a poblaciones indígenas y el respeto a sus territorios, ambos partidos muestran vacíos y contradicciones. Si bien desde el fujimorismo reconocen a las comunidades indígenas como poblaciones vulnerables, no incluyen propuestas concretas para las mismas. Mientras que Perú Libre expresa su respeto a los territorios indígenas y el reconocimiento al Convenio 169 de la OIT, también sostienen la no sujeción de tratados internacionales, lo cual significa una contradicción. 

Al respecto, la presidenta de la Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), Melania Canales, enfatizó su rechazo a la forma en la que el Estado trata a las comunidades en el marco de un proceso extractivo. “Cuando llega el Estado llevando la actividad extractiva, te hablan bonito, te hacen ofrecimientos, te hablan de los beneficios, pero no se habla de los impactos que pueda causar ese proyecto. Cuál va a ser, de aquí a diez años, ese impacto. Te hablan del valor económico, pero nada más. Y los graves impactos sobre nuestros territorios y nuestra salud misma y autodeterminación”, dice.

Sobre las propuestas del fujimorismo, Canales agregó: “la candidata de FP propone continuar y profundizar el modelo primario de exportación basado en la actividad extractiva, impuesto por la dictadura de su padre en los noventa, fortalecida por su Constitución del 93, una Carta Magna empresarial”. 

AFECTADOS POR METALES

En cuanto a las personas afectadas por metales pesados a causa de los proyectos extractivos, ninguno de los dos partidos que compiten en la segunda vuelta electoral presenta propuestas, pese a que el Ministerio de Salud estimó que cerca de 10 millones de personas se encuentran expuestas al impacto de los metales tóxicos.

DERECHO AL AGUA

En donde sí se encontraron diferencias fue en las propuestas sobre el derecho al agua. Por su lado, el plan de gobierno de Fuerza Popular busca actualizar procedimientos simplificados de gestión de agua, lo que sacrificaría la participación de las comunidades que protegen sus recursos hídricos que abastecen al consumo humano y la actividad agrícola. Mientras que Perú Libre plantea no privatizar el agua sin desarrollar una propuesta de gestión integral que garantice la protección de las fuentes de agua. 

En el foro “Futuro de la Minería y Medio Ambiente” también estuvo presente Elmer Bartolo, dirigente de la Federación de Trabajadores Mineros. “Se dice que el sector minero básicamente es la columna vertebral del crecimiento de nuestro país, pero en la práctica sus trabajadores no son reconocidos ni bien vistos. Y a raíz de la Constitución impuesta por Fujimori, nace la famosa tercerización y esto perjudica al trabajador peruano. Y nunca sacan a la luz lo que es vivir dentro del campamento minero”, exclama Bartolo.